miércoles, 1 de octubre de 2008

La doble vida de los argentinos de Biella

Misterios. Una tranquila pareja de 50 años es acusada de torturas y crímenes contra la humanidad.

El se suicida y ella es arrestada. Buenos aires: “entréguenla!”

De Annalia Venezia

Parecían una pareja de 50 años como otras.
Argentinos de origen italiano , llegaron a Biella 30 años atrás y llevaban una vida tranquila. Hasta el 26 de agosto, cuando la policía tocó a su puerta con una orden de captura internacional, desde la Argentina por medio de Interpol.
Ella, Graciela Porta, propietaria de un puesto que vende camisas en el mercado comunal, recibe en casa el aviso, emitido por un juez federal argentino de la ciudad de rosario, y la arrestan: las acusaciones son asociación ilícita, tortura , homicidio y crímenes contra lesa humanidad.

El marido, José Baravalle, ex director del supermercado A&O desde hace 6 meses jubilado, sabe perfectamente que le espera el mismo destino a él también. Pero no puede esperar. Así, decide terminar con su vida: las últimas dos llamadas son para su abogado, Piero Chiorino, al cual le pide entre lágrimas la defensa de su esposa, y para su hermano Gabriel, al cual le pide ocuparse de sus dos hijos. Después escribe una carta pidiendo perdón a los familiares que será encontrada en un bolsillo de su pantalón, y en la oscura noche se lanza desde el Puente di Chiavazza, a pocos cientos de metros del centro de la ciudad. Entre tanto , la esposa es trasladada a la cárcel de máxima seguridad de Vigevano.
En la ciudad están todos sorprendidos por la doble vida de José y Graciela. Qué puede haber pasado en realidad? . Cómo pueden dos personas , en apariencia normales, ser consideradas culpables por crímenes contra la humanidad? . José Baravalle conocía la respuesta, pero era una historia que quería olvidar. Podría haber vuelto en el tiempo, entre 1967 y 1973, a Rosario , argentina, cuando él y su mujer, con poco más de 20 anos, se hacían llamar El Pollo y La Corcho. Militaban en Montoneros, grupo guerrillero de izquierda, nacido peronista y después tomando posiciones siempre más radicales.
“Entonces eran dos estudiantes, ella medicina y el economía, que tenían ideales peronistas y habían decidido combatir por la libertad” cuenta su hermano, Gabriel Baravalle. Pero las cosas no salieron como esperaban, y en 1976, con la llegada al poder del Gral. Jorge Rafael Videla, El Pollo es secuestrado por los militares de Agustín Feced, jefe del Servicio de Información de la Policía de Santa. Fe. “Así comenzó su calvario” sigue el hermano, también residente de Biella, “José después de un año de tortura, empezó a hablar. Fue obligado a dar nombres de sus compañeros, porque si no lo hacía habrían matado a él y a su familia”.
Siguieron otros 3 años de prisión, porque Porta y Baravalle eran considerados sujetos peligrosos para la seguridad del Estado argentino. Después, gracias a la doble ciudadanía (ella era originaria de Monferrato y el de Alessandria) , pidieron la autorización para venir a Italia. Y así fue…
“En realidad mi hermano estuvo un año más en la cárcel de argentina en el 84: había vuelto a Rosario para el funeral de nuestra madre y fue arrestado en el aeropuerto” continúa Gabriel. “Hacía poco tiempo que habían comenzado los juicios por crímenes de guerra y él figuraba entre los imputados. Después de un año fue declarado inocente y excarcelado”.
En argentina, muchos piensan de esta manera. El caso fue reabierto por la justicia federal y los testimonios del proceso a Feced son convincentes que , en los 3 años de prisión , Porta y Baravalle habrían colaborado activamente con el jefe del Servicio de Informaciones. Los testimonios que los acusan sostienen que en el 84 Baravalle fue declarado inocente porque el miedo al régimen recientemente caído era grande y nadie tenía el coraje de declarar en contra suya.
La CONADEP , Comisión Nacional sobre los Desaparecidos, redactó un documento , “NUNCA MAS” en el cual considera a Baravalle miembro de los CCD (Centro Clandestino de Detención Legajo 94277) donde fueron encarcelados , y desaparecidos muchos opositores de los militares.
A mitad del 2005 las leyes de Punto Final , aprobadas en el 86 y que habían garantizado la impunidad para todos los militares represores, fueron declaradas inconstitucionales, permitiendo así la reapertura de los procesos, tal como el de Feced, a los considerados responsables de la desaparición de 30.000 personas.

No faltan declaraciones de ex prisioneros , todavía con vida, que recuerdan a José Baravalle en operaciones represivas y torturas para con sus ex compañeros.
“Baravalle traicionó a los montoneros y participó del terrorismo de estado: algunos lo recuerdan como su carcelero” sostiene Ángel Ruani, ex montonero y testigo del proceso. “Baravalle y Porta estuvieron entre junio del 76 a diciembre del 77 , en el servicio de informaciones: deben saber cómo fueron muertos y donde están los cuerpos sepultados de nuestros compañeros”. Ruani no es el único en hablar de ellos como miembros activos del Servicio de Informaciones. En actas del proceso a Feced, testimonian muchas personas: Félix Manuel López, Carmen Lucero, Azucena Solana, María Inés Lucchetti de Betanin, Hugo Papalardo , Alfredo Vivono.
“Mentiras. Muchas historias no son precisas, las fechas no corresponden y algunos dicen haber reconocido a mi hermano sólo por la voz” replica Gabriel. “Después de 25 años se reabrieron los procesos, pero con los años las pruebas fueron ensuciadas y fueron creados falsos culpables. Terminará de esta manera: ningún culpable. Yo y mis 7 hermanos, que todavía viven en Rosario, estamos convencidos de la inocencia de José y Graciela, y mi cuñada , hoy la única imputada, no sólo sea inocente , sino también no sepa nada de todo esto.”
En 1979, José Baravalle declaraba, en el curso de un proceso empezado por algunos montoneros en España “no dije nada más que lo que sabía, aunque no sirvió de mucho, no dije menos porque me habrían matado. Arruiné la vida de mucha gente, pero no de tantos como hubiera podido” El mismo Baravalle recuerda esto en la carta que deja a sus familiares. “mi única culpa fue que no pude resistir a las torturas, cual es el límite humano?”.
Entre tanto , el diario argentino “Pagina 12” publica una entrevista del ex – guerrillero Ruani :”podemos intentar entender el drama de Baravalle. Pero si era de verdad inocente podría haber declarado en contra de Feced para ayudar a sus compañeros que combatieron por él . En vez de decidir suicidarse, llevándose consigo los secretos a la tumba”.
Ahora el destino de Graciela Porta depende del Ministro de Justicia Angelino Alfano “la convención ítalo-argentina del 87 prevé que , en el caso que haya un mandato de captura internacional contra un ciudadano italiano, la concesión de la extradición sea facultad del Ministro” explica el abogado Massimo Condinanzi, uno de los defensores de Porta. La mujer, después de 2 noches en la cárcel de máxima seguridad de Vigevano, ahora está en su casa a la espera de conocer su destino. “Logramos hacerla salir de la cárcel porque, teniendo la doble ciudadanía , tiene los mismos derechos que un ciudadano italiano. Tenemos que esperar la llegada del pedido de extradición que fue anunciado”.
Los hijos de la pareja, Andrés y Gregorio , que vivían en Londres, volvieron a Italia para apoyar a su madre. En su blog Andrés , comunista, recuerda una frase del escritor Paco Ignacio Taibo I : “los hombres de acción son poco prácticos. La misma acción los aleja de su meta”.
José y Graciela buscaron , en vano, de alejarse de su pasado.

Gracias Ernesto Sánchez por la información

6 comentarios:

MeR!* dijo...

desp leeo esto, tmb tengo q leer el de Jere...
pero.... para cuando algo divertido en el blog????????

tito, ernest-tito dijo...

Mi tío es cura salesiano y tiene un comedor comunitario en barrio Ludueña. Mi vieja trabaja en ese lugar, y participa de la ONG “Desde el pie” que se ocupa de temáticas como la violencia familiar, el maltrato y el abuso sexual infantil.

Un día cae un tipo llamado Gabriel en representación de unos italianos que, con toda la movida de Pocho Lepratti (internacional), se habían enterado de las cosas q hacían y querían ayudar a alguna cosa social.

Eran argentinos radicados allá y mandaron por un período, una cantidad X de euros por mes o bimestre (no me acuerdo). Debieron ser unos 3.000 o algo así y q no te alcanzan para cambiar una instalación eléctrica hecha mierda, pero te da más libertad para laburar.

El matrimonio eran los amigos Baravalle y su señora, Porta… imaginate la cara de mi vieja y mi tío cuando leyeron la nota esta…

Hay mucho garca dando vuelta, como decía Pergolini

otton von bismarck dijo...

entre ellos pergolini???

que reparta un poco ese...

Juh dijo...

Muy buena la nota erni. Hay que separar los traidores de quienes dejaron todo por la transformación social.
Besoss

Andres Baravalle dijo...

@ tito.

Come se esta' hablando de su familia y de lo que estubieron haciendo desde Italia, mi tia, la esposa de Gabriel Baravalle, quiere contestar a los comentos sobre el ayudo que quisimos darle a Argentina.

Estas son sus palabras.


Me llamo Beatrice Masini, soy italiana, nacida en Italia. Desde 1983 vivo con Gabriel Baravalle, italo argentino. Como en todas las parejas, durante estos años condividimos muchas cosas, aunque si el empeño dedicado fue distinto, debido a la diversidad de caracter y a la diversa historia que cada uno se lleva encima. Pero, cuando con la crisis economica del 2001, se penso che se debia hacer algo, enseguida la parte sensible de la pequeña ciudad en la que vivimos se sumo a las iniciativas.
Se organizaron encuentros, debates, cenas, espectaculos, se invitaron personas que pudieran explica lo que estaba pasando en Argentina, cual era la historia de los años pasados y sobretodo cuales eran las iniciativas surgidas espontaneamente entre la gente para sobrevivir a la quiebra del pais. En ese marco se discutio del “comedor comunitario” y de aquello que sabiamos que se habia organizado en el barrio Ludueña. Es asi que en distintas oportunidades fueron enviadas sumas de dinero, seguramente no elevadas, y tampoco con la pretenciòn de resolver el problema pero fruto del empeño y de la solidariedad de tantisimas personas.
El año pasado estuve de vacaciones con mi familia en Argentina y quise acompañar mi marido a visitar padre Edgardo, que yo no conocia. Recuerdo muy bien ese encuentro: nos recibio en una piezita llena de hojas, documentos, apuntes, adonde estava recuperandose de la sua enfermedad. Nos hablo de su projecto de crear laboratorios artesanales que permitieran dar trabajo a los muchachos del barrio. Riendo nos conto que en ese periodo (Julio de 2007 antes de las elecciones) lo buscaban los candidados para poder contar con los votos que segun ellos el podia dirigir.
Me habia emprecionado como una persona enferma y empeñada en projectos asi ambiciosos, cortejeada por los personajes del poder se interesase de mi, preguntandome sobre el lugar en el que vivevo, sobre mis hijos…. Al final de las vacaciones no me la senti de acompañar mi marido a saludarlo.
Seguramente este Pergolini se refiere a mi cuando dice “hay mucho garca dando vuelta”?

Anónimo dijo...

> Para tito:

cuanta certeza en tus palabras…espero que tu sea joven, seria mas
comprensible,
bueno, empezamos aclarando una cosas…

Yo no soy argentino, soy medio suiso, medio italiano, estuve a ver tu tio con gabriel, y eso no por saber de pocho lepratti – no tiene nada que ver – sino porque gabriel conocia il projecto y, a traves de otras personas, sabia que el dinero hubiera acabado en buenas manos…y el sentido de eso ya lo explicò Beatrice en el post precedente.

Tu dices que no era mucho… mmm, es cierto, siento que no hayamos
podido traer millones…pero que comentario tan raro, cual es tu manera de medir el dinero?… no se como tu te ganas la vida, no se que valor tiene para ti el dinero, seguramente tu ayudaras tu tio mucho mas que nosostros, bien,….pero puedo decirte que yo trabajo todo el dia y cada euro que gano no me lo regala nadie, entonces los 3 mil (que eran mas,
pero si fueran menos no cambia el sentido) tenian un valor, muy por alla del numero, y estoy seguro que tu tio lo sabe muy bien.

Lo hicimos piensando ayudar, como podiamos, asì como hacemos otras
cosas aqui a italia como podemos…y no para “ayudar a alguna cosa
social”, que mierda quiere decir eso?...sino por creer en cosas,
ideas, formas de vivir la vida y la relaciones entre personas…

Sabes cual es el problema?.... tu no conoces al “tipo llamado
gabriel”, ni a mi, ni a Beatrice, ni a las otras personas que
parteciparon…nunca nos has mirado en lo ojos, de hecho no sabes una
mierda de nosotros, pero te atreves a juzgar, tan seguro….

Ves, con Edgardo hemos charlado un rato, nos hemos mirado en los ojos, hemos compartidos pensamientos; preguntele a el, yo creo que el sepa quienes somos.

Juzgar, aun cuando tienes todos los elementos, es muy dificil, cuando no conoces personas y hechos es un estupidez. La proxima vez, antes de hablar de gente que no conoces, piensalo.

max hirzel