jueves, 16 de octubre de 2008

El libro digital ganará al papel en 10 años

Nadie lo diría por la cantidad de camiones que ayer descargaban en la Feria de Francfort toneladas de esa mezcla de pasta de celulosa y tinta que ha formado nuestro mundo y que llamamos libros. Pero nunca hasta ahora el mundo digital ha tenido tanta importancia. La principal feria del libro del mundo, que se inauguró oficialmente anoche y que hoy abre sus puertas a los negocios durante cinco días, arrancó bajo la sombra de una encuesta a 1.000 profesionales del sector de 30 países cuya principal conclusión es que, dentro de una década, en 2018, los libros electrónicos en cualquiera de los formatos imaginables superarán en volumen de negocio a los herederos de la galaxia Gutenberg.

Por lo pronto, en la edición de este año de la feria, la 60ª, que cuenta con Turquía como país invitado y a la que tienen previsto asistir 7.000 expositores de 101 países y cerca de 1.000 autores -una cifra prácticamente idéntica a la del año pasado-, los libros clásicos no representan ya más que el 42% del volumen total frente a la avalancha de sus parientes digitales, DVD, audiolibros y los nuevos reproductores, con el Kindle de amazon.com y el lector de Sony a la cabeza.

El escritor brasileño Paulo Coelho, uno de los autores más populares, que recibirá hoy un homenaje en Francfort tras superar los 100 millones de ejemplares vendidos, aseguró en la inauguración de la feria que había empezado a predicar con el ejemplo y que colgó de su página web una copia gratuita de su libro más famoso, El alquimista, dado que, de todos modos, circulaba pirata por la Red. "El primer año, las ventas pasaron de 1.000 a 10.000 copias. El segundo, subieron hasta las 100.000. Hasta el día de hoy, he vendido 10 millones de libros en Rusia", señaló. "Durante 15 siglos, el libro tradicional ha demostrado ser insuperable. Pero los libros digitales están reclamando su espacio y todo indica que llegará un momento en que lo digital superará al papel. Pero se necesitan todavía unos cuantos años, lo que nos da -a los editores, autores y escritores- un tiempo precioso antes de que la Red nos alcance", prosiguió el autor.

Las cuatro principales conclusiones de la macroencuesta encargada por la feria revelan que los editores comparten el optimismo de Coelho, esto es, que la industria puede sobrevivir a la avalancha digital, aunque el cambio de escenario será brutal: la influencia de China en la edición digital se multiplicará por tres en los próximos años (actualmente, EE UU domina el mercado); los consumidores, Google y Amazon impulsarán el cambio digital; los e-libros superarán a los libros tradicionales en 2018 (según la opinión de un 40% de los encuestados, frente a un 30% que considera que esto nunca ocurrirá) y la venta de libros por Internet ha sido escogido el acontecimiento más importante en el mundo de la edición en los últimos 60 años, los mismos que cumple ahora la feria.

Sin embargo, la misma encuesta demuestra que todavía queda un largo camino antes de llegar a un industrial y voluntario Fahrenheit 451: el 60% de los editores no utiliza todavía libros digitales ni los nuevos soportes, y casi nadie (un 7%) cree que los e-libros serán su principal fuente de ingresos dentro de cinco años. Por lo pronto, los preparativos de la feria ofrecían ayer por la mañana una imagen surrealista: tres operarios descargaban con dificultad hacia el pabellón que ocupaba Alemania una linotipia, la misma imagen del pasado en una feria que se lanza hacia otra era y que en promoción empieza a cambiar la coletilla Book Fair por la de Media Fair.

Pero muchos editores compartían una preocupación mucho más terrenal: ¿En qué medida la crisis global puede llegar a afectar al sector del libro? De momento, algunos editores españoles consultados aseguraban que empezaban a notar una ligera bajada de ventas en los títulos de pequeña tirada, aunque la de los grandes nombres se mantenía. Por lo pronto, el director de la Feria del Libro, Juergen Boos, se mostró todo lo tranquilizador que pudo. "El sector del libro sigue sus propias reglas, incluso frente a una crisis financiera internacional", señaló. "Esto ha sido demostrado en un estudio de las principales editoriales alemanas. Aunque había tantos pesimistas como optimistas entre los que respondieron, la opinión mayoritaria era que la situación económica de los editores seguirá siendo consistente. Los libros parece que son muy resistentes a los ciclos económicos negativos, lo que deja claro el hecho de que son bienes necesarios, no de lujo".

Las cifras, una vez más, juegan a favor de Boos: el número de títulos expuestos (402.284) y el de nuevas publicaciones (123.496) es claramente superior a la pasada edición de la Feria de Francfort. En papel o en bit, la cosa aguanta.

FUENTE: http://www.elpais.com/articulo/cultura/libro/digital/ganara/papel/anos/elpepucul/20081015elpepicul_1/Tes

6 comentarios:

saussure dijo...

Dudo q los libros caigan... incluso con la crisis de valores y de interés cultural y del hecho de q muchos adolescentes nunca leyeron un libro entero, dudo muchísimo q los libros mueran...
Lo q si puede pasar es q sean totalmente reemplazados por la idea esa de ir a la librería y q, desp de elegir un libro, te lo impriman en el momento (cosa q a las editoriales les va a dar por las pelotas a menos q cobren parte de los derechos de autor o de edición)
Pero leer un libro impreso es lo mas cómodo q hay. La PC te trae problemas de columna, mirar una pantalla iluminada te gasta la vista al punto de necesitar lentes y además de a poco te va dejando medio boludo.
asi q como podria decir sarmiento... ciegos o boludos jaja

En cuanto a la nota, no me copa este exitismo pelotudo de querer generar miedo todo el tiempo (pero no tiene la culpa el q escribió la nota, toda la sociedad global está = ) Pero me gustó q el loco haga referencia a Fahrenheit 451, de paso ademas de tocar maso’meno’ el tema, es justamente es un libro ya viejito...
Lo q si me parece triste es que Paulo Coelho sea la referencia de la nota... ¿no había algo mejorcito?

Ah, che, si pueden, publiquen el nombre del q escribe las notas!! En el link de esta aparecen G. ALTARES / C. GELI... supongo q serán ellos...

NahuelN dijo...

La que faltaba! COMPREN MUCHOS LIBROS Y EL 15 AÑOS LO VENDEN AL 1000% EN EL MERCADO RETRO... LES TIRO LOS TITULOS QUE MAS SE VAN A VENDER:
* El Principito
* Martin Fierro
* El de rimas y arrimas de Belen Francese

JAJA, LOS LIBROS SON COMO EL ROCK, NUNCA MORIRAN

Anónimo dijo...

¿quien escribió el primer comentario?
tiene toda la razon, ¿quién es?

Gerardo rico dijo...

LIFSCHITZ Y EL CUMPLIMIENTO DE SUS DEBERES COMO GOBERNANTE

La debida administración y disposición de los bienes públicos encomendados al funcionario es deber fundamental del gobernante. Hacerlo con eficacia, eficiencia y previsión su obligación.


Dentro del cumplimiento de sus deberes está preservar el bien común con una equilibrada imposición de cargas, protegiendo, en su comunidad : a los sectores más débiles y afectados en el devenir de las fluctuaciones económicas.


Es inadmisible que el Intendente Miguel Lifschitz luego de someter a la ciudadanía a tremendos aumentos de todo tipo en la recaudación municipal y en la imposición de sus servicios a lo largo del quinquenio, admita ahora que la Municipalidad está en el borde del colapso financiero, sin autocríticas del plan de inversión y su destino; de la ejecución del presupuesto 2008 o de la previsión presupuestaria.


Siempre la culpa está afuera: La cuestión de los subsidios, la baja coparticipación, y ahora: la crisis de Wall Street.

Nunca lo vimos ofrecer una mirada sincera y tratar de abordar la baja calidad de administración o el despilfarro de los dineros de todos unidireccionados sólo a la ciudad de los bulevares.


Lo más censurable es, entonces, hacia dónde destina hoy la carga del desfinanciamiento: a los trabajadores y sus salarios.

Ya inició esta conceptualización de ajuste, cuando en el marco del convenio colectivo de los recolectores sentenció la rescición de los contratos con las firmas cuyos trabajadores opten por el de camioneros.

Ni hablar del permanente trabajo en negro y de las contrataciones del personal destinado al mundo de la “Barcelona Argentina”; que terminó en cesantías en masa.

Hace pocas horas enfrenta el justo reclamo de actualización salarial del gremio municipal agrediéndolos como insaciables termitas que provocarán la ruina de los rosarinos viviendo fuera de la realidad.

“En un frasco” dice el Intendente Lifschitz, cuando lo que todos venimos señalando hace años es que “el frasco” –imagen de intolerancia- era la ciudad virtual que vendía.


Corre presuroso a sentar a la mesa de la rendición de cuentas a organismos patronales; y economistas, en su mayoría: exponentes y gurúes del más obsecado neoliberalismo, en busca de consejo, como en los 90.

Pero se niega a sentarse con la CGT, con el gremio municipal, con organizaciones de usuarios o vecinos.


Flaco favor hace al gobierno provincial este Intendente, siendo Rosario la “ciudad ejemplo”, la portaestandarte de una forma de gobernar que la ciudadanía santafecina adoptó por mayoría como procedente para los próximos años, y hoy mira azorada la falta de compromiso con la deuda interna, la deuda social, que los gobernantes deben ir saldando.


Mientras cientos de municipios, sin distinción partidaria, procuran hacerse de financiación genuina y no escuchamos trasladar culpas a los trabajadores.


Y en un grado sumo de irresponsabilidad funcional, el Intendente Lifschitz no habla de previsión ni de fondos de emergencia, para afrontar el “país que se viene” y los municipales no entienden.

Habla de proyectos de concreción a 5 ó 10 años vista. Proyectos como el “Puerto de la Música” no son malos ni buenos en sí. Es la selección de la prioridad lo que lo convierte en censurable y hasta injusto.

La paralización actual de la obra pública en las zonas que lo necesitan –el eterno monumento al pozo en el ingreso de la Ruta 34-; el bloqueo a obras consensuadas en el Proyecto Participativo o a planes de vivienda por los cuáles ya ha firmado convenios –como por ej. el Barrio Toba con Madres; esconder sin abordar con realismo la virtual desfinanciación del Banco Municipal, y los actos de corrupción denunciados. Todas son prioridades reales que YA deben ser respondidas.


Lamentablemente, ese es el peligroso y angosto sendero que el Intendente elige caminar. Es lo que exterioriza. El hartazgo, y el fin de los discursos virtuales está a la vuelta de la esquina.

“El país que se viene” (dixit) y que no entendemos, debe ser afrontado con realismo, creatividad y un alto criterio ideológico de Justicia Social puesto en acto; dónde la protección de sus trabajadores y de los vecinos que siguen reduciendo su calidad de vida lejos de las torres de la costa sea la obligación emergente del cumplimiento de los deberes de funcionario público que juramentó.

ernesto dijo...

raro q escribas algo asi jere, vos sos mas de caer en la puteada (se ve q redaccion nos esta ayudando)

che, para el anonimo (q no se quien es cuak), el primer comentario lo puse yo... pero ahora q lo releo es bastante pobre la verdad... :S se ve q no tenia ganas de escribir ese dia

Anónimo dijo...

jaja no lo escribio ese jere, fue gerardo rico de la evita